Fundamentos

Download

LECTURA BÍBLICA:

1 Juan 1 1-10
1 Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado, y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida    2 (porque la vida fue manifestada, y la hemos visto, y testificamos, y os anunciamos la vida eterna, la cual estaba con el Padre, y se nos manifestó); 3 lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo.  4 Estas cosas os escribimos, para que vuestro gozo sea cumplido.   5 Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él.  6 Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad; 7 pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.  8 Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.  9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.  10 Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros.


Este fragmento fue escrito por Juan. Muchos se refieren a él como el discípulo amado de Jesús. En el tiempo en que Juan escribió esta carta, ya la iglesia llevaba al menos la primera generación y entrando a la nueva. Fue escrita antes de ser exiliado a Patmos y en esa época la fe Cristiana estaba afectada por la falta de fundamento, los cristianos estaban siendo influenciados por muchos falsos maestros que con falsas enseñanzas hacían desviar a esos primeros cristianos de la fe verdadera.

En esta carta Juan coloca nuevamente los fundamentos correctos, y estos fundamentos aún están vigentes hoy día y la idea es tratar de mostrarlos  literalmente como están en la Biblia.
Empecemos orando.

Verso 1 - 4
El primer fundamento que vemos en las palabras de Juan es que Cristo el Verbo de vida es eterno, y que vino como Hombre a rescatarnos (v.1).
Juan testifica que con sus propios ojos lo vio (v.2)  y  habla también que Dios envió a Jesús como provisión para alcanzar la vida eterna cuando dice "la cual estaba con el Padre, y se nos manifestó”.  Este es el mensaje central de Juan y de toda la Biblia. Las falsas enseñanzas siempre buscarán excluir la obra de Cristo.  ¿Por qué? Porque Satanás sabe que si se excluye a Cristo en la redención, no hay salvación. Es por eso que debemos ser cuidadosos en que si el mensaje no tiene su desembocadura en Cristo aunque las palabras sean hermosas, no hay sana doctrina.   

Verso 5.
Segundo fundamento: Dios es Luz.
La luz representa lo Santo, lo puro, lo verdadero, lo bueno y confiable. Solo Dios puede sacarnos de las tinieblas y al exponernos a la luz se hacen evidentes todas nuestras imperfecciones. No se puede ocultar lo imperfecto de la luz. Conociendo eso aparece el siguiente  fundamento.

Verso 6
Tercer fundamento: Los creyentes verdaderos caminan en la Luz.
En esa época algunos maestros enseñaban que como el cuerpo finalmente iba a ser destruido, se podía satisfacer de cualquier manera. Pero Juan mantiene la enseñanza equilibrada en este  verso diciéndonos que  no practicamos la verdad si andamos en tinieblas satisfaciendo nuestros deseos pecaminosos.

Hago un paréntesis con respecto al cuerpo. Andamos en tinieblas cuando egoístamente preferimos satisfacernos a nosotros mismos y olvidamos que hay personas cercanas a nosotros que van a ser afectadas. Andamos también en tinieblas si preferimos satisfacernos a nosotros en lugar de satisfacer a Dios. Cuando exponemos nuestro cuerpo al pecado, el mismo cuerpo (la carne) nos va pedir más pecado y se fortalecerá más. Por el contrario, el pecado se muere de hambre cuando dejamos de pecar y comienza a someterse más al Espíritu Santo cobrando vida nuevamente. Muchas de las enfermedades actuales son consecuencia del daño que las prácticas pecaminosas hacen a nuestro cuerpo.

1 Pedro 4 1-5
1 Por tanto, ya que *Cristo sufrió en el cuerpo, asuman también ustedes la misma actitud; porque el que ha sufrido en el *cuerpo ha roto con el pecado,2 para vivir el resto de su vida terrenal no satisfaciendo sus pasiones *humanas sino cumpliendo la voluntad de Dios.3 Pues ya basta con el tiempo que han desperdiciado haciendo lo que agrada a los incrédulos,[a] entregados al desenfreno, a las pasiones, a las borracheras, a las orgías, a las parrandas y a las idolatrías abominables.4 A ellos les parece extraño que ustedes ya no corran con ellos en ese mismo desbordamiento de inmoralidad, y por eso los insultan.5 Pero ellos tendrán que rendirle cuentas a aquel que está preparado para juzgar a los vivos y a los muertos.


Verso 7
Cuarto fundamento: Si no hay comunión con las personas, no andamos en luz y no hay comunión con Dios.
Me llama mucho la atención la última parte del verso "y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado", pareciera ser que Dios no puede perdonar nuestros pecados si andamos en riñas, chismes, contiendas o envidias con los demás creyentes.

Dicen que cuando en un mismo fragmento de la Palabra de Dios,  aparecen 2 veces la misma cosa, es que el asunto es serio; y si te fijas en el inicio en el verso 3 dice que una vez estamos todos en acuerdo y en unidad empezamos a tener comunión unos con otros, para finalmente tener comunión con Dios Padre y con su Hijo Jesucristo… "para que también vosotros tengáis comunión con nosotros y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre y con su Hijo Jesucristo"
La verdadera comunión combina lo social y lo espiritual. Tenemos buenas relaciones con los demás creyentes, andamos en unidad, nos amamos y animamos unos a otros y por esto entramos en comunión verdadera con Dios y con su Hijo.

Si no amamos a los otros hijos de Dios, a Él le duele porque también son sus hijos. Soy padre con 2 preciosos hijos, pero cuando se ofenden entre ellos, me duele como padre ... piénsalo.!

Verso 8
Quinto fundamento: Todos sin excepción tenemos pecado y poseemos una naturaleza que tiende hacia el pecado.
En esta vida no existe ningún cristiano que esté exento de pecar. Y esta palabra nos enseña que si no creemos esto nos engañamos y la verdad no está en nosotros. Por eso, como lo dije en el devocional pasado,  aunque caminamos con Cristo no significa que ya somos obra terminada.

Verso 9
Sexto fundamento: Si confesamos nuestros pecado Dios nos perdona en Cristo
Sea cual sea la condición en la cual nos encontremos Él es FIEL Y JUSTO. El Señor entiende que tú tienes debilidades, y que tal vez te cueste mucho dejar ciertas prácticas pecaminosas. Pero tiene el poder para perdonarte y limpiarte. La única cosa que te toca a ti es confesar el pecado para que quede expuesto en el plano espiritual y desear cambiar.

La parte dura ya la hizo Dios enviando a Jesús a morir en la Cruz por nuestros pecados y por cuanto Él es FIEL, también entiende que si le confiesas es signo de que quieres dejar también tu pecado. Pero ya depende de nosotros dejarnos limpiar por Dios.

En mi vida empecé a cambiar cuando le dije a Dios que quería cambiar. Si nosotros no deseamos fervientemente en nuestro interior un deseo de cambio, es difícil que Dios haga algo. Me parece increíblemente absurdo que un error (mío por supuesto) como estos me haya mantenido atado y anulado por muchos años.

Verso 10
Séptimo fundamento: No somos inocentes.
Este último verso tiene más que ver con, reconocer que somos culpables y que estamos de acuerdo con Dios en que hemos pecado. La importancia de este último verso es que yo puedo confesar, pero al mismo tiempo puedo no querer  reconocer la total responsabilidad de mis acciones. Ej.: Adán sí confesó que había comido pero después justificó su decisión y  su mal proceder  descargando su responsabilidad en Eva.  Básicamente este verso es como pretender decir que Cristo murió por una mentira y es por eso que la Palabra dice que le hacemos a El mentiroso si procedemos así.

Ahora viene lo bueno. Una vez nos ponemos de acuerdo con Dios. ÉL NOS PERDONA y nos hace LIBRES de la CONDENA que teníamos en nuestra contra. Esto es lo más increíble de nuestro DIOS, éramos culpables y no deja en ningún momento de ser JUSTO pues nos hace justicia por medio de Cristo...Es aquí cuando la misericordia y la justicia se besan.
¿No te parece que esta verdad tan profunda, debería despertar en ti motivos suficientes para Alabarlo?

RESUMEN DE LOS FUNDAMENTOS
1.  Cristo el verbo de vida es eterno, y que vino como Hombre a rescatarnos.
2.  Dios es Luz
3.  Los creyentes verdaderos caminan en la Luz
4.  Si no hay comunión con las personas, no andamos en luz y no hay comunión con Dios
5.  Todos sin excepción tenemos pecado y poseemos una naturaleza que tiende hacia el pecado
6.  Si confesamos nuestros pecado Dios nos perdona en Cristo.
7.  No somos inocentes

Comparte esto con otros creyentes a manera de foro. Procuren animarse unos a otros y permitan un tiempo donde
puedan expresar cada uno sus opiniones y experiencias. Y cierren con una oración.

Publicado por Andy