Fundamentos: La Alabanza y La Adoración – Parte 2

Download

LECTURA BÍBLICA:

Salmos 100
"1 Aclamen alegres al SEÑOR, habitantes de toda la tierra; 2 adoren al SEÑOR con regocijo. Preséntense ante él con cánticos de júbilo. 3 Reconozcan que el SEÑOR es Dios; él nos hizo, y somos suyos.  Somos su pueblo, ovejas de su prado. 4 Entren por sus *puertas con acción de gracias; vengan a sus atrios con himnos de alabanza; denle gracias, alaben su *nombre. 5 Porque el SEÑOR es bueno y su gran amor es eterno; su fidelidad permanece para siempre. “

Siguiendo el tema de la Alabanza y la adoración, hay mucho que decir. Pero en esta ocasión me centraré en la Alabanza. Oremos para que en este tema el Espíritu Santo se revele a tu vida de una manera diferente.

¿Qué es Alabanza?:

Es elogiar o celebrar con palabras lo que es Dios, lo que ha hecho, lo que hace y hará.  Es dar el carácter de superior calidad.

¿Cómo debo alabarle?

1.    Con alegría, regocijo y cánticos de Júbilo. (v.1-2)
Sin importar mi condición emocional y recordando que la alabanza es un sacrificio en donde por encima de mis emociones debo decidir presentarme ante el GRAN REY con un corazón sincero y reverente. Lo cual quiere decir que si estoy triste o enojada o aunque no tenga deseos de alabar, debo presentarme ante el Señor. Podrías entonces decir: “Señor, vengo a presentarme delante de ti con esta preocupación…”,  o “me siento cansada, triste”, o puedes decirle a El lo que te molesta; pero luego de eso decirle “aún así decido cantar para Ti, danzarte y darte toda la gloria, gritar con júbilo porque eres mi Salvador, mi libertador, el que sufrió tanto dolor por amor hacia mí….y comienzas a proclamar su grandeza.

Supongamos que vas a un estadio a ver un partido de Futbol. No tuviste un buen día así que te has deprimido o estás muy enojado por todo lo que viviste antes de llegar a ese lugar. Comienza el partido y poco a poco te dejas llevar por la emoción y celebras con gritos cuando tu equipo mete un gol. Hasta se te olvida que estabas enojado, ¿vedad? Y hasta te alegras al ver que ganó tu equipo. Sin embargo un rato después vuelves a recordar que tenías un problema y vuelves otra vez a tu primer estado. Peor aún, se complica si tu equipo pierde porque se suma a tu depresión.

Ahora supongamos que vas a la iglesia en las mismas condiciones de ánimo que en el primer ejemplo. Comienza el tiempo de la alabanza y aunque no tienes muchas ganas “decides” decirle a Dios todo lo que te pasa. El coro canta una alabanza poderosa y tu cuerpo comienza a dejarse llevar por el Espíritu. Entonces tu espíritu se regocija y saltas, aplaudes, danzas y gritas para Dios. Luego entras a su Presencia y le adoras por lo que hizo Cristo en la cruz y por su gran poder para cambiar las situaciones. Allí Dios comienza a darte fuerzas para sobreponerte al problema y hasta te puede dar la respuesta a la situación. Te sientes alegre y verdaderamente confiado de que todo va a estar bien.

Qué diferencia ¿verdad?.  Es que con el Señor nada es igual. Sus maneras de obrar no son las nuestras y eso lo hace incomparable.

2.    Reconociendo quién es Dios. (v.3)
En la alabanza exaltamos su nombre y proclamamos con nuestra boca sus obras y su grandeza. Por ejemplo: Te amo porque eres mi Padre, me has hecho tu hijo/a. Tu eres lo más hermoso, el más grande, Eres todo poderoso, me proteges, me fortaleces, etc.

Una manera práctica de alabar a Dios es exaltándolo con sus nombres.
El-Ela-Eloy        “Dios Fuerte” “Dios de fidelidad”.
Yhvh              “Jehová”
El Zadar          “Dios Todopoderoso”, “El Todo suficiente”, “El padre-madre Dios”
Adonai            “Señor”, “Soberano”, “Amo”, “Dueño”, “Esposo”
El León           “Dios Altísimo”
El Olam           “Dios Eterno”
El Ro´i            “Dios que me ve”
Yhvh Elohim    “Jehová Dios”
Adonai Yhvh    “Señor Jehová”
Yhvh- Sabaoth   “Jehová de los ejércitos”
Yhvy- Jireh        “Jehová proveerá”
Yhvh- M´kades  “Jehová quien santifica”
Yhvh- Rafa        “Jehová que sana”
Yhvh- Nissi        “Jehová nuestra bandera”
Yhvh- Shalom    "Jehová nuestra paz”
Yhvh- Ra´ah     “Jehová mi pastor”
Yhvh- Tsidkenu “Jehová mi justicia”
Yhvh- Shama    “Jehová está aquí”

Estos entre muchas otras expresiones que encontramos en su Palabra acerca de su personalidad y carácter. “Alfa y Omega, Apocalipsis 1:8”, “Cordero de Dios, Juan 1:29-36”, “Lirio de los valles, Cantares 2:1”, “Rey sobre toda la Tierra, Zacarías 14:9”, “El Camino, la Verdad y la Vida, Juan 14:6”, “ Consejero, Admirable, Dios fuerte, Isaías 9:6” , etc.

3.    Con gratitud. (v.4)
Acción de Gracias: Es manifestar el sentimiento que nos obliga a reconocer o estimar el beneficio que ha hecho Dios por nosotros o por lo que creemos que va ha hacer, y a corresponder a Él de alguna manera.
Podemos agradecerle por lo que ha hecho y por lo que va a hacer en medio de nuestras dificultades. Hasta podemos agradecerle por esos problemas porque son la oportunidad para ver su gloria, moldear nuestro carácter y aumentar nuestra fe.

La Alabanza es el campo de batalla donde caen miles de demonios y se levanta nuestro Dios para darnos la victoria. Donde se derriban fortalezas que el diablo levanta en nuestra mente haciéndonos sentir derrotados y viene Dios con su gran poder a rescatarnos y limpiar nuestras heridas. Hay mucho que decir sobre lo que Dios puede hacer en medio de la alabanza y eso será tema de otro devocional.

SOLO ANTE LA PRESENCIA DE DIOS PODREMOS ENCONTRAR PAZ, GOZO VERDADERO, LIBERTAD Y MUCHO MAS.

Termina este tiempo cantando este tema.“Exaltad al Rey” de Marco Barrientos. (La letra la puedes encontrar en el cancionero)

Comparte esto con otros creyentes a manera de foro. Procuren animarse unos a otros y permitan un tiempo donde puedan expresar cada uno sus opiniones y experiencias. Y cierren con una oración.

Publicado por Adry